ENG  |  FR

Incubator PRO

Contenedor cerrado mediante una tapa de fácil manejo, la cual incluye un sistema de ventilación e iluminación y mantiene la temperatura en el rango óptimo para el crecimiento del organismo. Capacidad de hasta 200 L. Posibilidad de incluir un sistema de agitación para homogeneización del cultivo. Ref: IncubatorPRO1.0 Es un sistema cerrado simulando el cultivo de las granjas de espirulina, pero con la ventaja de un mayor control sobre el cultivo, y de las condiciones. Además, evitando la temporalidad y la dependencia del clima. Así como evitando cualquier contaminación física o biológica que se puede producir en los cultivos al aire. Una forma sostenible y controlada, con una cantidad cómoda, de cultivo de espirulina. En resumen, es una solución eficiente y versátil para el cultivo de organismos en un entorno controlado.

Como es el armario:

  • El cultivo está protegido de cualquier incidencia ambiental y de agentes externos. El Incubador para cultivar espirulina permite mantener los requisitos idóneos para el crecimiento de espirulina y a la vez dificulta la invasión de organismos contaminantes.
  • Es un sistema cerrado, que permite que las especies se cultiven en cualquier época del año con las condiciones adecuadas.
  • Las condiciones de cultivo se gestionan de forma automática mediante un innovador módulo de control. Permite llevar el control desde la App móvil.
  • El diseño del incubador, teniendo en cuanta las necesidades y funcionalidades, se ha orientado a una estructura sencilla pero una cantidad suficiente para producciones mayores que el armario de cultivo.
  • El sistema de control aporta al productor una información constante que permite identificar de forma continua, cualquier necesidad de actuaciones a realizar.
  • Este incubador incluye un control de temperatura, la cual es aportada por luz instalada en la tapa, que a su vez se pueden regular para el control de la luminosidad y un control de la aireación, a través de un equipo que proporciona el movimiento del fluido mediante flujos de aire.
  • El incubador puede producir hasta 200 litros de cultivo, pero se puede comenzar a manejar desde los 40 litros. De cada litro de cultivo se obtienen 2,5-3 gramos de masa de espirulina, esto puede cultivarse cada 2-3 días. El tamaño es de 36 cm de alto, 61,5 cm de ancho y 121 cm de largo.

Partes del incubador:

  • Incubador: en su interior se realiza el cultivo de la espirulina, en las condiciones adecuadas. Protege al cultivo de las condiciones exteriores.
  • Iluminación: sistema de doble función. Aporta la radiación necesaria para la fotosíntesis y permite que el rango de temperaturas sea el óptimo para el proceso. El incubador no utiliza ningún elemento calefactor. Los parámetros de iluminación se controlan de forma automática.
  • Temperatura: el incubador permite que dispongamos medidas del interior del cultivo, de forma automatizada (controlador). Es controlado mediante el sistema de control del módulo.
  • Aireación/Agitación: realiza la agitación del cultivo, la eliminación del oxígeno y aporte de carbono atmosférico, de manera automatizada (controlador). Es controlado mediante el sistema de control del módulo.
  • Control: el incubador de espirulina permite monitorizar, configurar y controlar de forma automatizada los parámetros clave del proceso de cultivo, tanto in situ como a distancia, gracias a sus protocolos de configuración, conectividad y software desarrollado.

Ventajas:

  • Sencillez técnica: fácil uso y manejo general. Las actuaciones de mantenimiento pueden realizarse por los productores de cualquier volumen de cultivo. Optimización de costes de funcionamiento y costes de mantenimiento. Nuestro incubador no dispone de elementos calefactores.
  • Diseño adaptable: puede combinar hasta 3 incubadores con un solo control de cultivo. Fácil de adaptar en estanterías.
  • Innovador protocolo de control: control de la temperatura, y la eliminación del oxígeno y el aporte de carbono atmosférico. El protocolo permite:
    • Que la espirulina se cultive en cualquier época del año con las condiciones adecuadas, sin necesidad de desplazamientos a la instalación de cultivo.
    • Tener información actualizada sobre la situación de las condiciones en las que se encuentra el cultivo.
    • Que el productor configure de manera personalizada los parámetros de control a sus necesidades de condiciones de cultivo.
  • Favorecemos la sostenibilidad:
    • Con el cultivador de espirulina se evitan desplazamientos a las instalaciones de cultivo.
    • Se optimizan los consumos de energías.
    • Se posibilita cultivar en diferentes zonas.
    • Participamos en la eficiencia del cultivo de un alimentos sostenible.

¿Qué contiene el producto?

Información adicional

Contiene:

Incubador, Iluminación, Aireación, Controlador

Descarga nuestros catálogos

Cómo cultivar espirulina y microgreens

Paso número 1:

Selecciona un medio de cultivo adecuado: Es necesario que el medio de cultivo se adapte a las condiciones de tu casa o de tu restaurante. Esto no es difícil, ya que disponemos de los medios adecuados.

 

Paso número 2:

Prepara la solución de cultivo o el sustrato: La solución de cultivo y el sustrato deben contener los nutrientes adecuados para el crecimiento. Nosotros te los proporcionamos en nuestro kit de cultivo.

Paso número 3:

Establece un entorno adecuado: Es importante tener un entorno adecuado para el cultivo. Esto incluye la temperatura, la luz, la agitación, la salinidad, etc. Nuestro sistema te ayudará a tener todo controlado a través de una aplicación móvil.

Paso número 4:

Establece un programa de crecimiento: Se debe proporcionar un programa de crecimiento adecuado para la espirulina y los microgreens. También lo encontrarás en nuestras indicaciones.

Paso número 5:

Controla el crecimiento del cultivo: Debe haber un control y seguimiento del crecimiento para asegurar una buena producción. El crecimiento de la espirulina y los microgreens es rápido cuando se proporcionan las condiciones de cultivo idóneas.

Paso número 6:

Recolecta, filtra y consume: Es necesario recolectar y filtrar (en caso de la espirulina) para asegurar su buena calidad y su uso seguro. La espirulina y los microgreens tienen una duración de dos o tres días en la nevera.

Otros productos que te pueden interesar

¿Quieres solicitar uno de nuestros productos?