ENG  |  FR

Propiedades y beneficios

Si te preguntas qué beneficios tiene la espirulina, has llegado al sitio adecuado. La realidad es que la espirulina es un alimento especial con unas características que la hacen digna de un estudio detallado. Estas son las principales propiedades y beneficios de la espirulina:

1

Propiedades principales de la espirulina

1. Antioxidantes: La espirulina contiene dos antioxidantes importantes, la clorofila y la ficocianina. Estos antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres y prevenir el daño celular.

2. Mejora el sistema inmunológico: La espirulina contiene numerosos nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, como la vitamina A, que ayuda a desarrollar células inmunitarias saludables.

3. Baja en calorías: La espirulina es una fuente baja en calorías, lo que la hace una excelente opción para aquellos que desean perder peso.

4. Mejora la salud cardiovascular: La espirulina contiene ácidos grasos esenciales, como el ácido linoléico y el ácido eicosapentaenoico, que contribuyen a la salud cardiovascular.

2

Contenido nutricional

El contenido nutricional de la espirulina es muy rico. Estas son sus principales características:

  • Fuente natural de proteínas: La espirulina es una excelente fuente de proteínas, con una cantidad de proteínas en la espirulina del 60 y el 70%. Esto significa que es una buena opción para vegetarianos y veganos.
  • Rica en nutrientes: Los nutrientes de la espirulina son variados: vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6, B9), vitaminas C y E, minerales como el manganeso, cobre, hierro, zinc y magnesio, y ácidos grasos esenciales. Espirulina y vitaminas son también dos conceptos que tienen mucha relación. La cantidad de hierro en la espirulina es de 28,5 mg por cada 100 gramos.

3

Qué beneficios tiene la espirulina

Los beneficios que tiene la espirulina son muy extensos. Vamos a enumerarlos a continuación y, si quieres profundizar en ellos, entra en nuestro blog.

Espirulina y sistema inmunológico: la espirulina tiene propiedades hipolipemiantes, hipoglucemiantes y antihipertensivas. Los estudios en animales muestran su capacidad para modular la función inmunológica, reduciendo los niveles de inflamación.

Espirulina para adelgazar: se puede tomar en cantidades de 2 a 4 gramos antes de las comidas para aumentar la sensación de saciedad y rebajar la cantidad de comida. Existen dietas con espirulina aptas para conseguir bajar de peso. También se puede utilizar la espirulina para ganar masa muscular en dietas altas en proteínas acompañadas de mucho ejercicio. Ganar peso con la espirulina y el gimnasio es posible y aprovechar la energía que da la espirulina es también muy interesante.

Espirulina para alergias: se ha demostrado que es eficaz contra la rinitis alérgica. Hay estudios científicos que ya lo han mostrado. Se está estudiando si puede ayudar en otros tipos de alergias.

Espirulina para anemia: la espirulina tiene una composición muy alta en hierro. Por ejemplo, ofrece diez veces más hierro que las espinacas. Es un suplemento perfecto para la anemia.

Espirulina para ansiedad: la espirulina tiene altos niveles de triptófano, algo que el cuerpo no puede generar por sí mismo y que debe recibir por la alimentación. Tener buenos niveles de triptófano nos ayuda a prevenir trastornos como la depresión, el insomnio o la ansiedad. También, la espirulina es buena contra el cansancio y puede ayudar a las personas que tienen que dedicar mucho tiempo al estudio.

Espirulina para el pelo y la cara: se ha demostrado que es buena para conservar el pelo y evitar la alopecia. Existen tratamientos con espirulina y mascarillas para aplicar directamente en el cabello. También ayuda a la renovación del cabello, a la eliminación de la caspa y el aumento del brillo. También se ha demostrado la utilidad del alga espirulina para la cara y para blanquear la piel.

Espirulina para la hipertensión: algunos estudios han demostrado que la espirulina puede ser buena para la hipertensión. Uno de sus extractos es capaz de dilatar las arterias.

Espirulina e hígado graso: se ha demostrado también que la espirulina ayuda a bajos los niveles de lípidos en la sangre, que es el principal factor que hace que las personas desarrollen hígado graso.

Espirulina para la candidiasis: varios estudios con animales han demostrado que la espirulina es un agente antimicrobiano eficaz, en particular para la cándida.

Espirulina y menopausia: entre los beneficios de la espirulina en la mujer está el de ser un buen complemento para la etapa de la menopausia. Su aporte de vitaminas y minerales, ayuda a recomponer nutrientes que suelen faltar en esta fase de la vida de las mujeres.

Espirulina y estreñimiento: la espirulina es buena para luchar contra el estreñimiento, ya que su alto contenido en clorofila ayuda a facilitar los movimientos peristálticos y ayuda a un mejor tránsito intestinal. En algunas personas y de manera residual puede producir un efecto de diarrea. Suele pasar si no se ha cultivado en buenas condiciones.

Espirulina y embarazo: ¿Es buena la espirulina para embarazadas? Siempre con control médico, la espirulina puede ayudar con un incremento de las defensas de la madre y el hijo, la producción de glóbulos rojos y la fortaleza muscular

4

Más información que te puede interesar

En ocasiones nos preguntamos cuánto tarda en hacer efecto la espirulina. Hay que tener en cuenta que no es un medicamento que actúa de inmediato. Se necesitan generalmente unas semanas para que nuestro organismo se habitúe a la espirulina como suplemento y aumente los niveles de vitaminas y otros nutrientes.

Te dejamos algunos enlaces para que sigas conociendo más sobre la espirulina.

Qué es la espirulina y para qué sirve
Cómo tomar la espirulina
Cultivar espirulina
Opiniones sobre la espirulina